Gaizka Portillo


En un mundo cada vez más visual y efímero,
la potencia y la expresividad de una buena fotografía es fundamental.

«No pasa nada mientras estás sentado en casa.
Siempre que puedo, me gusta llevar una cámara conmigo.
Así puedo disparar en el momento preciso.»
Elliot Erwitt

La fotografía es una de mis pasiones junto al deporte al aire libre y viajar.
Fue una cámara Fuji, regalo de un familiar en mi infancia, la que me inicio en el mundo de la fotografía.

Mi recorrido en el mundo de la fotografía comienza en mi infancia, pero fue hacia el año 2008, cuando empecé a comercializar mis fotografías como freelance en diferentes agencias y medios.

Hoy en día, la cámara de fotos se ha convertido en mi compañera en cada experiencia nueva.